martes, 22 de mayo de 2012

Prólogo

"Como esas cosas que nunca se alcanzan,
como una escuela de todas las cosas"
Santos Discépolo (Cafetín de Buenos Aires)

Es uno de esos comienzos con el sabor de los nuevos cambios y de los futuros inciertos. Una introducción ignorante, inocente de un cuaderno de bitácora sin previsión del rumbo de su nueva aventura No sólo por placer en El cafetín de cinco esquinas con existencia determinada pero ubicación desconocida, al menos para vosotros; pero, de todas formas, no dejarán de ser historias desde el otro lado de la barra.

Queda poco para esto que, honestamente no tengo ni idea qué dará de sí, así que, mientras se preparan las maletas, ellas solas, al mejor estilo Mary Poppins y se prepara el nido donde echaré mis raíces durante los próximos meses, que no falte la música.

Empezaré por uno de esos discos, que por azar y afán de algo nuevo -no todo ha sido un placer para los oídos-, han acompañado esta jornada de estudio pero que conste que este lo ha sido...

 
You're a Weaver of Dreams - Cannonball Adderley Quintet in Chicago

Pero que conste que quedan cosas por completar y, entre ellas, lo de la derecha que, me temo, lleva bastante tiempo por lo que poco a poco se irá contruyendo más o menos a su ritmo.

4 comentarios:

Gatopardo dijo...

Pues comenzar con el amigo Cannonball, es una de las mejores formas musicales........
Nos veremos Mademoiselle.

Andsha Pinolina dijo...

Hasta hace unas semans era un desconocido pero de estas sensaciones que te emiten escalofríos por el oído. Eso está hecho, Monsieur... bon chance!

Paula dijo...

En cuanto le he dado al play ya he entrado en ambiente... que decir de la fusión artística a mi derecha...
mm sabes? me siento como en el cuadro de los trasnochadores de Hopper jaja

Andsha Pinolina dijo...

Jajajaja esa ha sido buena!! Reconoces a la chica que está en la barra? Una pista... "joven sodomizada por su propia castidad" jajaja! Grande!!